CÓDIGO TÉCNICO DE LA EDIFICACIÓN (CTE)

Tiempo de lectura: 3 minutos

El Código Técnico de la Edificación (CTE) es el conjunto principal de normativas que regulan la construcción de edificios en España desde 2006. Es el código de edificación en vigor en el país, en el que se establecen los requisitos básicos de seguridad y habitabilidad de las construcciones, definidos por la Ley de Ordenación de la Edificación (LOE).​ Es una normativa basada en prestaciones y sus exigencias intervienen en las fases de proyecto, construcción, mantenimiento y conservación.

La construcción en España ha ido mejorando a lo largo de los años gracias a la evolución de las normativas de obligado cumplimiento en la construcción de edificios, que se inició en 1957 con las normas técnicas que regulaban el sector de la edificación, conocidas como normas MV y que eran competencia del Ministerio de la Vivienda.

Estas reglas se transformaron en las Normas Básicas de la Edificación (NBE) en 1977.

En 1999 se aprueba la LOE, que establece la organización completa de la edificación y sus normativas y con el objetivo de responder a las demandas de la sociedad española, cada vez más preocupada por la calidad en los edificios, la seguridad, el bienestar, la energía y la protección del medio ambiente. La incompatibilidad de las NBE con la aplicación de la LOE obligó a la sustitución de todas ellas por un nuevo conjunto de normas. La propia LOE exige la redacción de un CTE para su desarrollo.

En 2006 se aprueba el Real Decreto 314/2006, por el cual entra en vigor el CTE y se derogan las NBE. En él se establecieron las exigencias que debían cumplir los edificios en relación con los requisitos básicos de seguridad y habitabilidad y dando respuesta además a las demandas de la sociedad, cada vez más preocupada por la calidad en los edificios, la seguridad, el bienestar, la energía y la protección del medio ambiente. Por otro lado, fue un instrumento para la transposición de la Directiva Europea de Eficiencia Energética en Edificios (EPBD: Energy Performance of Buildings Directive) y sus posteriores actualizaciones.

El CTE se ha actualizado dos veces desde entonces, en 2013 y 2019, haciendo cada vez más exigente la normativa en materia de Eficiencia Energética.

El CTE se compone de un conjunto de normativas, cada una de las cuales se denomina Documento Básico (DB). Existen 2 tipos de Documentos Básicos: los dedicados a la seguridad y los dedicados a la habitabilidad.

Documentos Básicos de Seguridad:

  • DB-SE (Documento Básico de Seguridad Estructural): Se compone a su vez de 5 normativas:

    • DB-SE AE (Acciones en la Edificación)

    • DB-SE C (Cimientos)

    • DB-SE A (Acero)

    • DB-SE F (Fábrica)

    • DB-SE M (Madera)

  • DB-SI (Documento Básico de Seguridad en caso de Incendio)

  • DB-SUA (Documento Básico de Seguridad de Utilización y Accesibilidad)

Documentos Básicos de Habitabilidad:

Además de los Documentos Básicos se considera el Real Decreto 314/2006 como parte del CTE ya que regula su entrada en vigor.

Cada uno de los Documentos Básicos tiene una sección denominada “Ámbito de aplicación” en la que se establece en qué casos es obligatorio y en qué casos no. La obligatoriedad cambia de un DB a otro, de tal manera que en ciertas construcciones particulares pueden ser de aplicación algunos DB mientras que otros no.

En general, el CTE es siempre de obligado cumplimiento en los edificios de nueva construcción. En el caso de las obras de ampliación, modificación, reforma o rehabilitación que se realicen sobre edificios existentes, la obligatoriedad depende de la naturaleza de la intervención y, en su caso, del grado de protección que puedan tener los edificios afectados.

No se exige su cumplimiento en aquellas construcciones de sencillez técnica y de escasa entidad constructiva ya sea de forma eventual o permanente que se desarrollen en una sola planta y no afecten a la seguridad de las personas. Las construcciones de carácter residencial o público deben cumplir el CTE independientemente de su sencillez.

El cumplimiento del CTE no exime del cumplimiento del resto de normativas vigentes, como la Instrucción Española del Hormigón Estructural (EHE), el Reglamento de Seguridad Contra Incendios en los Establecimientos Industriales, el Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión (REBT), el Reglamento Técnico de Distribución y Utilización de Combustibles Gaseosos, el Reglamento regulador de las Infraestructuras Comunes de Telecomunicaciones (ICT) y la normativa municipal y autonómica específica.

CONTACTO

DIRECTIVA DE EFICIENCIA ENERGÉTICA EN EDIFICIOS (EPBD)

DOCUMENTO BÁSICO DE AHORRO DE ENERGÍA (DB-HE)

EMPRESA DE SERVICIOS ENERGÉTICOS (ESCO)

INICIO