CONSEJOS PARA AHORRAR ENERGÍA

Tiempo de lectura: 2 minutos

  • Usa preferentemente la luz natural. No enciendas luces innecesariamente.

  • Pon en marcha la lavadora y el lavavajillas completamente cargados. Usa programas de lavado de ropa con agua fría.

  • La nevera es el mayor consumidor de los electrodomésticos. Ábrela solo cuando sea necesario. No metas alimentos calientes. Deja libre 10 centímetros de la pared posterior para mejorar la circulación de aire.

  • Climatiza únicamente las zonas de la vivienda ocupadas. Fija la temperatura de refrigeración en 26ºC y la de calefacción en 20ºC.

  • Realiza el mantenimiento periódico a tus instalaciones técnicas (caldera, climatizador, etc.).

  • Utiliza eficientemente la calefacción. En invierno, deja que entre en casa la mayor cantidad de luz natural posible. Deja las persianas y cortinas abiertas cuando haga sol y ciérralas cuando se haga de noche. Así podrás reducir la pérdida de calor acumulado durante el día.

  • Recuerda que los electrodomésticos en stand-by también están consumiendo. Debes apagarlos completamente.

  • Cuando tengas que sustituir electrodomésticos, selecciona los más eficientes energéticamente. Te permitirán realizar un consumo sostenible y ahorrar considerablemente en tus facturas de electricidad.

  • Mejora la red de calefacción y agua caliente. Es importante que aísles las tuberías de la red de distribución de calefacción y agua caliente. También puedes colocar válvulas termostáticas en los radiadores, lo que contribuye a evitar pérdidas de calor y hace que la instalación sea más eficiente.

  • Cuida la ventilación de la vivienda. Ventila adecuadamente tu casa para que el aire interior esté renovado y sea de calidad. Con diez minutos por la mañana es suficiente. En verano, o en zonas de mucho calor, mejor por la noche. Así se refrescará el interior de la vivienda dejando salir el calor que se pueda haber acumulado durante el día. Mantén puertas y ventanas cerradas el resto del tiempo.

  • Toma duchas cortas en lugar de baños.

  • Cocina con la olla tapada.

  • Aprovecha el calor residual del horno y la cocina vitrocerámica.

CONTACTO

AHORRA EN TUS FACTURAS DE ENERGÍA

EMPRESA DE SERVICIOS ENERGÉTICOS (ESCO)

INICIO