CONTRATO DE RENDIMIENTO ENERGÉTICO (EPC) CON AHORROS GARANTIZADOS

Tiempo de lectura: 2 minutos

Entre la Empresa de Servicios Energéticos (ESCO: Energy Service Company) y el cliente se establece un acuerdo contractual, denominado Contrato de Rendimiento Energético (EPC: Energy Performance Contracting) con Ahorros Garantizados.

Como EPC con ahorros garantizados entendemos, un contrato entre un beneficiario (usuario, propietario) y una ESCO para implementar mejoras de eficiencia energética, donde los costes de la inversión de estos medidas se pagan en base al nivel de mejora de la eficiencia energética obtenida. El concepto de estos contratos es que la sustitución de los equipos o sistemas, se paguen en base al ahorro obtenido en energía primaria. Este tipo de contrato se aplica cuando se necesitan inversiones de cierta importancia y el ahorro obtenido es suficiente para hacer frente a las inversiones. Las actuaciones de ahorro y eficiencia energética pueden incluir modificaciones en instalaciones de iluminación, equipos eléctricos, calderas, enfriadoras y unidades de tratamiento de aire, sistemas modernos de control de gestión de energía, reemplazo de motores u otras medidas, que siempre conllevan una inversión.

El cliente decide si la inversión se realiza mediante recursos propios, financiación por terceros o mediante otros instrumentos financieros.

En el caso de requerir financiación bancaria, en este modelo, generalmente no existe un acuerdo contractual entre la ESCO y la entidad financiera, aunque sí que es habitual que la entidad financiera requiera una serie de condiciones técnicas, legales y económicas en el contrato celebrado entre el cliente y la ESCO, que garanticen el pago de la deuda. Este modelo se caracteriza por garantizar la cantidad de energía ahorrada, siempre que la operación se mantenga de forma similar al período precedente a la implantación del proyecto. Se garantiza un valor mínimo de energía ahorrada para cumplir con las obligaciones de la devolución de la deuda. No obstante, para aplicar esta modalidad es necesario que el proyecto sea sólido requiriéndose un riesgo moderado y acotable, unos flujos de caja razonablemente predecibles, una rentabilidad adecuada y una capacidad de generación de flujos de caja suficientes durante un plazo superior al de amortización de la deuda.

En caso de que los ahorros reales estén por debajo de los garantizados, la ESCO debe pagar al cliente la diferencia. En este caso es el cliente el que asume el riesgo del crédito y le transmite a la ESCO, mediante el EPC, el riesgo de la obtención de los ahorros comprometidos.

Durante la duración del contrato, el 100% de los ahorros repercuten en el cliente, además de estar garantizados por la ESCO que opera y mantiene el sistema y los equipos implementados. Una vez alcanzado el objetivo, el cliente dispone libremente de los equipos y sistemas.

CONTACTO

EMPRESAS DE SERVICIOS ENERGÉTICOS (ESCO)

DIRECTIVA DE EFICIENCIA ENERGÉTICA EN EDIFICIOS (EPBD)

CÓDIGO TÉCNICO DE LA EDIFICACIÓN (CTE)

DOCUMENTO BÁSICO DE AHORRO DE ENERGÍA (DB-HE)

CERTIFICACIÓN DE EFICIENCIA ENERGÉTICA

INICIO